Instrucciones sobre la reanudación de las Misas en la parroquia y el acceso a las instalaciones parroquiales. Anuncios generales

Debido a la preocupación por el bienestar de todos en nuestras comunidades, instamos a todos a monitorear cuidadosamente y a cumplir con las directivas de las autoridades federales, estatales y locales, así como con las pautas de los Centros para el Control de Enfermedades.

La exención de la obligación de asistir a la misa dominical para personas con problemas o preocupaciones de salud continúa vigente para todos los fieles en la arquidiócesis hasta el domingo, 2 de agosto. Debido a esto, quienes deseen participar en la misa y recibir la Sagrada Comunión pueden hacerlo asistiendo a cualquier misa sin importar el día de la semana. Algunas parroquias quizás deban considerar motivar a las personas a asistir de lunes a viernes para ayudar a controlar la cantidad de asistentes.

Sugerimos que los fieles tomen su temperatura antes de salir de sus casas y que eviten asistir a la iglesia si su temperatura es de 99.6 grados o más. Permitimos a las iglesias que tomen la temperatura de los asistentes en sus entradas, según el procedimiento que hayan publicado o anunciado. Cualquier persona que no se sienta bien debe quedarse en casa, por el bienestar de los demás. Aquellos que están en riesgo o que están preocupados por su salud o la de sus familias deben quedarse en casa y participar en misa por televisión o Internet.

Preparando las iglesias y otras instalaciones parroquiales.

Antes de regresar a las misas y las visitas regulares, las iglesias se deben limpiar a fondo, incluyendo alfombras, bancos, baños, fuentes de agua, picaportes, interruptores de luz, micrófonos, atriles, sillas y otros muebles. Utilicen productos químicos y desinfectantes según las indicaciones, y permitan tiempos de secado adecuados. Limpien minuciosamente las superficies entre usos. Quizás se tenga que incrementar el tiempo entre las misas para poder llevar a cabo la limpieza necesaria. Debido a los requisitos de distanciamiento social, es probable que las misas tengan que celebrarse en el santuario en lugar de una capilla.

Remuevan temporalmente los objetos que se encuentran en las bancas: himnarios, misales, biblias, bolígrafos, información, folletos, etc. Coloquen letreros con recordatorios que indiquen que los saludos deben ser sin contacto. Los espacios para familias con niños pequeños y las guarderías deben continuar cerradas. Las fuentes con agua bendita deben permanecer vacías, pero las parroquias deben permitir que la gente lleve agua bendita a sus hogares. Las entradas de las iglesias deben tener disponibles desinfectantes y, si es posible, las puertas de entrada deben estar abiertas.

Minimicen los puntos de entrada a sus iglesias para poder colocar ujieres, dirigir el tráfico en una sola dirección y desinfectar. Las bancas deben estar bloqueadas con cinta adhesiva y marcadas para garantizar que haya una distancia de seis pies en todas las direcciones entre grupos de familias o individuos. Los espacios disponibles deben llenarse de adelante hacia atrás, hasta que se haya alcanzado la capacidad máxima y el ujier determine que ya no hay más espacio. Se recomienda el uso de espacios para albergar a personas adicionales, donde se apliquen los mismos requisitos de distanciamiento que en la iglesia.

Si es posible, las parroquias deben continuar ofreciendo misas en línea, incluso cuando la asistencia a algunas misas esté disponible.

Será necesario preparar ujieres u otros voluntarios para que ayuden a los fieles cuando vuelvan a asistir a la iglesia.

Las Misas diarias en horario regular se reiniciaran el Lunes 25, de Mayo, 2020.

Las Misas Dominicales en horario regular se reinician el sábado 30 de Mayo, 2020.

La exención de la obligación de asistir a la misa dominical continúa vigente para todos los fieles en la arquidiócesis hasta el domingo, 28 de junio.

Los fieles deben llevar cubre bocas de protección personal, al igual que los ministros de la Sagrada Comunión.

No debe haber contacto físico durante el rezo de el Padre Nuestro o el Signo de la Paz.

Por el momento, la Preciosa Sangre no se ofrecerá en la Sagrada Comunión y se recomienda encarecidamente a los comulgantes que reciban en la mano.

Este fin de semana también reinician las confesiones.

En el Santuario y el Salón Social tendremos la capacidad para recibir no más de 90 personas o familias.

Entraran por orden de llegada. Se deberán seguir las indicaciones de los Ujieres.

Les invitamos a ver mas detalles en nuestro boletín, Pagina web, St. Patrick app.

Translate »